Saltar al contenido
Climadeco

Moho en las paredes debido a las fugas de agua: qué hacer para remediarlo

La aparición de moho en las paredes puede tener diferentes causas. Una de ellas es la presencia de fugas de agua debido a la rotura de tuberías, lo que causa la llamada humedad de filtración.

En primer lugar, es necesario entender el origen del problema. Si la rotura afecta al inodoro, al lavabo, a la tubería de agua o a la tubería de la calefacción, la infiltración será constante y persistente. Si, por otra parte, el problema se produce de manera no constante, principalmente después o durante la lluvia, el daño podría estar conectado a un tubo de bajada.

Buscando fugas y remedios desde el interior

Lo primero que hay que hacer es llevar a cabo la búsqueda de la fuga confiando en una empresa especializada. Los técnicos llevarán a cabo la intervención a través de la inspección por vídeo, introduciendo en los tubos sondas equipadas con microcámaras que identificarán con gran precisión el punto de ruptura. De esta manera se podrá intervenir con la restauración de forma dirigida y menos invasiva con un considerable ahorro de tiempo y dinero.

Solicite un presupuesto gratuito ahora!

Quitando el moho de la pared

Ahora que se ha identificado la fuga y se ha solucionado el problema, es necesario proceder a la eliminación del moho de la pared. ¿Cómo se hace esto?

Hay algunos métodos caseros muy eficaces, pero sólo si se trata de una mancha pequeña o mediana. Si el problema es bastante extenso, la mejor solución es confiar en un experto que pueda llevar a cabo la restauración de la pared y aplicar el tratamiento antimoho correcto. Solicite un presupuesto gratuito y sin compromiso ahora!

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un bactericida natural que resulta ser un remedio particularmente eficaz para combatir la formación de moho. Sólo hay que mezclar dos cucharadas de sal y dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente de agua, verter todo en una botella y añadir dos cucharadas de peróxido de hidrógeno. Para realizar una correcta limpieza, ayúdese con un cepillo de dientes no usado con el que frotar las zonas afectadas.

Un pequeño truco para hacer el compuesto más fragante es añadir gotas de aceite esencial al limón o a la lavanda, dependiendo de su gusto. Si el moho ha empezado a extenderse demasiado dentro de la casa, es una buena idea usar remedios más drásticos como crear un verdadero detergente con sus propias manos.

Lejía

El uso de lejía es una de las formas más rápidas y efectivas de eliminar el moho de las paredes. Es necesario rociar el producto sobre las manchas y dejarlo actuar durante unos minutos, después de lo cual se frota la pared con un paño seco. Sin embargo, hay que tener cuidado de que este método sólo se utilice en paredes blancas y nunca en manchas de color, y siempre y sólo con guantes, protegiendo los ojos y manteniendo siempre las ventanas abiertas.

Aceite del árbol del té

El aceite del árbol del té es una valiosa ayuda para eliminar el moho de las paredes formadas como resultado de la infiltración. Simplemente añada 12 gotas a 100 ml de vinagre y rocíe la mezcla sobre las manchas, dejándola actuar durante 10 minutos. Después de este tiempo, se puede proceder a la eliminación de los residuos con un paño seco o, en caso de manchas viejas y resistentes, con un cepillo.